miércoles, 31 de diciembre de 2008

Feliz 2009

Bueno el 2008 termina hoy. No se puede decir que haya sido un gran año para la construcción. Ni para la banca. Ni para la bolsa. Ni para gente que le han mandado al pERE, digo paro. También, España gano por primera vez en mucho tiempo una final internacional de fútbol. Y la gasolina ha bajado. Y los pisos también. Incluso el Euribor ha terminado el año a unos niveles insospechados.

Murió gente y nació otra gente. La gente enfermó, la gente sanó. Algunos amigos se han casado. Otros se han separado. Hemos sufrido, hemos gozado, hemos reído, hemos llorado. Pero lo más importante, lo hemos vivido, y lo hemos contado.

El 2009 va a ser un año impresionante. Seguro. Y pienso estar aquí para contaros mis miserias, mis desdichas, mis batallas, mis viajes, y todo tipo de tonterías que sea capaz de dar forma.

A todos, sin excepción alguna os deseo

Un feliz año nuevo.

Cuando se me pase la resaca volveré con vosotros.

Un stress de día.

Gracias a lo de dejar programadas entradas puedo contar lo que llevo haciendo todo el día y lo que va a pasar esta noche.

Me he levantado pronto, he trabajado, he vuelto a casa, preparado el plato que tengo que llevar a casa de un amigo. Viajado a Zaragoza. Celebrado la nochevieja con mis padres a las 7 de la tarde. Me he bajado a Zaragoza. He  terminado el plato en mi casa/casa de mi amigo. He cenado. He brindado. Y después de una noche de fiesta me he acostado.

Al menos ese es el plan.

El año que viene contaré que tal ha ido todo y como se ha parecido el plan a la realidad. Probablemente poco.

martes, 30 de diciembre de 2008

Ideas de bombero

- Quiero las hojas del jardín recogidas para cuando volvamos- bramó mi padre mientras nos dejaban el fin de semana solos a mi hermano y a mí.

La tarea no parecía demasiado complicada en un principio, pero después de pensar un poco, darse cuenta de que los Plátanos son unos árboles de mucha y muy caduca hoja, y tras recordar que nadie había recogido las hojas desde hacía dos años, hacía que la tarea no resultase muy atrayente. Por contra, el tono de mi padre, y el hecho que ya nos habíamos escaqueado unas cuantas veces, conseguía que las hojas se recogiesen sí o sí.

Así pues, una fría mañana de invierno nos dispusimos a la dura tarea. Tras varias horas de trabajo, y una sudada considerable, teníamos tres grandes montones con todas las hojas del jardín. Bastaba con meter todas las hojas en bolsas y llevarlas al vertedero de residuos vegetales. El problema es que así a ojo, había hojas para llenar unas cincuenta bolsas, con lo que los viajes iban a ser un montón.

Como paletos de ciudad, nos preguntábamos como hacían esto en los pueblos. Estábamos seguros que no lo llevaban al vertedero. Y dimos con la solución. Lo queman. Y a eso fuimos... Tres montones, tres hogueras. Todo muy lógico.

Pero claro, en enero, con la humedad y el frió reinante, las hojas caídas están húmedas, lo que impide la correcta combustión de las hojas. Como éramos gente con recursos, decidimos que un buen acelerante iba a facilitarnos la vida, y usamos la gasolina del cortacésped. Un buen chorretón, y luego otro más... y luego me fui un momento dentro de casa y cuando volvía mi hermano estaba regando el montón.

Para evitar el incendio, decidimos regar todos los alrededores del montón con agua, y tener una manguera sacando agua por si acaso.

Con un periódico hicimos una mecha larga, que cautelosamente acercó mi hermano al montón que apestaba a gasolina. En el momento que la llama se aproximó al montón de hojas, los vapores de la gasolina prendieron, causando una ligera explosión que hizo volar a mi hermano por los aires. Él rodaba por el suelo, y aunque no estaba ardiendo el debía pensar que sí, porque me pedía a gritos que le mojase con agua. Le mojé, y después de asegurarme que estaba bien miramos la hoguera.

En cuanto comenzó el fuego, el montón ya ardía por su cuenta, y por gracia de nuestro ángel de la guarda (y de algún amigo que se había traído para la tarea de cuidarnos ese dia), no paso nada, y el fuego se circunscribía únicamente al primer montón, que según nuestros planes tendría que consumirse en los próximos 20 segundos. Pero la realidad del fuego es distinta. El fuego no convierte un montón de hojas en ceniza en apenas unos minutos. No. El cabrón de él se pega varías horas hasta no dejar nada.

Como aun teníamos otros dos montones, y viendo el éxito de la operación de encendido decidimos que igual era mejor idea hacer una sola hoguera e ir echando ahí todas las hojas de los otros montones.

Por si alguien se lo pregunta, si, si hubiésemos llevado todo al vertedero ya hubiésemos acabado, pero una vez metidos en harina....Así que estábamos ahí, viendo como se quemaban las hojas, sentados en el jardín y tomando un tazón de crema de verdura de sobre, cuando a uno de los dos se le ocurrió mirar el suelo donde se asentaba la hoguera.

Todo el mundo sabe que el calor sube, pero la experiencía me dice que, aunque sólo sea un poquito, también baja. Bajo la hoguera había césped... Si, había. En ese momento había una mancha negra, con llamas por encima. No entramos en pánico, pero fue porque ya habíamos tenido muchas emociones ese mismo día. Además, ya no había solución, y decidimos seguir con la hoguera, y ya nos preocuparíamos más adelante del tema del césped quemado.

Habían pasado ya 5 horas, y poco a poco, las hojas iban consumiéndose, y el estropicio del suelo era cada vez más evidente.

Nuestras opciones eran claras, podíamos comprar pintura, y pintar el suelo de verde. También podíamos replantar el jardín y rezar porque nuestros padres no saliesen al jardín los proximos 2 meses. O podíamos hacer lo que finalmente hicimos. Cortamos el césped, y los restos de césped cortado cubrirían la mancha.

Sobre el papel la idea era buena, pero la realidad era claramente decepcionante. Quedaban pocas horas ya para que llegasen nuestros padres, y no había solución creíble. Llegamos a considerar el contar que un ovni había aterrizado y había quemado el jardín, ya que, después de todo, semejante estupidez era ligeramente más creíble que la realidad.

Ni que decir tiene que en el mismo instante que entraron mis padres en casa vieron el incidente, y tampoco hay que decir que tras la explicación, la consiguiente bronca, y que nos mandasen para nuestro cuarto, probablemente ambos se descojonaron y llegaron a la conclusión más clara.

Sus hijos eran imbéciles.

lunes, 29 de diciembre de 2008

Maneras alternativas de celebrar la navidad

Cuando pensamos en la cena de navidad pensamos en turrones, en besugo al horno, langostinos, cordero, vinos y champanes.

Ahora y gracias al mundo moderno, a las estampas navideñas podemos añadir la pizza y la coca-cola.

Pero, pese a todo, como dijeron en una pelicula, "Y me di cuenta, que, a mis 50 años, y sin darme cuenta, he pasado la gran parte de mi vida adulta con un empleado gordo, y, aunque me cueste afdmitirlo, la gente con la que quiero pasar las navidades, y emborracharme en nochebuena eres tú", es decir, cada cual tiene que celebrar las fiestas con y como quiera, y si hay que tomarse un 2x1 en pizzas, y tomarse una botella de ginebra mano a mano conun colega, cada cual es muy libre de hacer lo que le de la gana.

Premio para el que acierte la pelicula de la que he sacado la cita

Huy lo que me ha dicho (14)

"La putada es, que si la espichas, miau... "

-Reflexiones acerca de la vida y la muerte un domingo a la hora de la comida

viernes, 26 de diciembre de 2008

2008: Un año en pocas palabras

Como todos los años, y mientras se aproxima el final del año, repasamos lo que hemos hecho en el último año.

Antes, como todo el mundo, uno recordaba sólo las cosas generales, los hechos significativos del año y poco más. Pero tener un blog hace que tus estados de animo se documenten. Quizá hables de cosas totalmente impersonales, pero un trozo de ti se ha quedado en esa entrada, y, leerla cuando ha pasado un tiempo, hace que lo que hacías, pensabas y/o sentías en ese momento vuelva a ti.

Recuerdo por ejemplo que hacía cuando conocí a alguien, cuando me dí cuenta de un detalle que me ha complicado la vida durante medio año. De días que estuve realmente mal, de días que estuve misteriosamente bien. De los murciélagos, de las charos, del fin del mundo, de que ya no volveré a probar carne como la que comí en un garito chungo.

Si no fuese por este balance podría haber pensado que el año no fue nada especial o para recordar, pero garantizo que con sus cosas buenas, y sus cosas malas, ha sido un año digno de recordar.

miércoles, 24 de diciembre de 2008

Feliz Robannukah

-¿Os dais cuenta que me invente esta fiesta para no tener que ir a trabajar?
- Ya lo sabemos, pero aun así, no pierde su significado.
En estas fechas celebramos el nacimiento de Cristo, el Hannukah hebreo, el fin del año occidental, el solsticio de invierno, o, en general, la fiesta mundial del consumo.

Así que siendo breve, y parafraseando a Bender B. Rodriguez, os deseo a todos un

Feliz Robannukah

jueves, 18 de diciembre de 2008

Huy lo que me ha dicho (13)

"Los motorola son las mujeres de los moviles. No hay quien las entienda."

-Un compañero de trabajo, frustrado con su nuevo movil

lunes, 15 de diciembre de 2008

Hablando de futbol

Soy un ser humano masculino extraño. Por algún extraño motivo, y pese a tío, no me gusta el fútbol.

Prefiero ver un capitulo malo de "Walker Texas Ranger", antes que ver una final de la liga de campeones. Lo sé, es extraño, y es algo con lo que tengo que vivir todos los días de mi vida.

Mis amigos de verdad saben que tengo esta tara, y en general, y pese a ella, me aceptan. A veces se les olvida y me avisan para quedar y ver un partido. Suelo ir, pero cuando ya ha pasado una hora y pico del comienzo del partido. Me pido una cerveza y puedo aguantar ver los últimos 15 minutos. Como cuando acaba el partido hacemos más cosas no es muy grave.

Pero quitando a los amigos, mi nulo conocimiento del fabuloso mundo de la liga, tiene sus problemas, y es una cosa que tengo que ocultar.

A la hora de socializar, de hablar con clientes, de tener una conversación casual en un bar, decir que te da igual el resultado de un partido de fútbol representa un problema. Así que al final he tenido que aprenderme un papel. Consiste en hablar de fútbol sin saber nada de fútbol.

Para los que estén en la misma situación, voy a contar mis estúpidos trucos.

Por un lado necesitas algún conocimiento básico sobre la clasificación. No te preocupes, no es excesivamente complicado. Basta con saber quien va primero, quien va segundo y donde va el equipo local. Suele ser fácil, porque los equipos se llaman como la ciudad en la que estas, pero si por un casual estas en Pamplona o en San Sebastián, quédate con esto, Pamplona/Osasuna y Donostia/la Real.

Sólo con esos datos puedes disimular media hora de conversación sin que se note que no tienes ni idea.

"Si es que el ##### está imparable" (lo sabes porque esta a muchos puntos del segundo)"
"Parece que el ### va a coger a ### (pocos puntos de diferencia)
"Este año esta jodido" (si el equipo local esta en la parte de abajo)
"A este ritmo, el año que viene a Europa" (el equipo local esta en las posiciones que tienen un puntito por la parte de arriba de la tabla o cerca)

Para ser más resolutivo, otro dato importante a saber es el del jugador bueno del equipo local. Para ello, lo más facil es escuchar el lunes y repetir lo que se diga el martes, y en otro foro. "No hay manera de meterle un gol a ###" Es importante estar atento al nombre, no vayas a confundirlo o poner a un jugador como portero y viceversa.

Sólo con estos dos conceptos claros puedes sobrevivir años sin que nadie sepa que no puedes ver fútbol. Los aficionados a este deporte siempre opinan de maneras distintas, y siempre tienen que dejar clara su idea, con lo que en cuanto tu digas algo, tu compañero de café dirá justo lo contrario, y, si hay un par de comensales más, ya no tienes que hablar mucho más. Entre ellos hablaran todo lo necesario.

viernes, 12 de diciembre de 2008

Copycat

Intentando conseguir recursos extras para afrontar la crisis, me disponía a fotocopiar unos billetes. Al colocar el original y dar al botón de copia, se escucho un pitido extraño, y unos segundos después, al ver la copia, veo que es un papel en blanco. En la pantalla de la fotocopiadora se lee "Imposible fotocopiar este original". Así que moví un poco el billete y le volví a dar al botón de copia. Y nada, que no salía nada. En blanco y negro no había problemas, pero en color no dejaba.

Y me pregunte ¿porque no se pueden fotocopiar billetes? ¿como sabe esta cachonda de fotocopiadora cuando es un billete?, y arduo y veloz acudí a nuestro amigo Google, y puse exactamente eso: ¿porque no se pueden fotocopiar billetes?, y la respuesta es curiosa cuando menos.

Los billetes modernos, dolares, euros, libras, y en general cualquier billete diseñado desde 1996 contiene una medida de seguridad que impide su copia, o procesado en equipos modernos.

Esta medida de seguridad, llamada la constelación de EURion, se puede ver en los pequeños puntos amarillos que están debajo del puente en esta imagen.

Cuando una fotocopiadora, o un programa equivalente a photoshop, detecta que en la imagen con la que quieres trabajar tiene esos puntos y no te deja trabajar con ella. De hecho, si tienes la imagen y la editas con el Paint, que coge cualquier cosa, al darle al botón de imprimir también te ignora.

Puede que sea cosa de la impresora del trabajo, una muy moderna y que tiene muy buena calidad, pero no deja de ser curioso.

Por aclarar las cosas, y para los quisquillosos, no estaba fotocopiando billetes, pero me tropecé con esta información por casualidad, en una página que comentaban lo feo que es el nuevo billete de cinco dolares, y que tenia unos puntos que impedían su fotocopiado, puntos que también estaban en los euros... ni que decir tiene que un minuto después estaba en la fotocopiadora para comprobar la veracidad de la información.

jueves, 11 de diciembre de 2008

Cuando el grajo vuela bajo....

... hace un frio del carajo.... y nieva, y se cortan algunos puertos en la red secundaria, y hay que usar cadenas. Y abrigarse, y tener cuidado con el hielo

Pero vamos, lo normal en Diciembre. Que me parece muy bien que los extranjeros se extrañen cuando les decimos que en España hace frió, pero digo yo que los nativos, (o los que ya llevan más de dos años pasando el mismo frió) ya nos habremos dado cuenta que es una cosa común. Quizá hasta tengamos algo de ropa de abrigo y todo.

En cambio, si ves un telediario al azar, te das cuenta que los periodistas deben de haber estudiado todos fuera, porque nos sorprenden con consejos maravillosos como que tenemos que abrigarnos y tomar alimentos calientes. Hoy incluso han emitido un corte hablando de las castañas.

Luego en verano, nos dirán que hace mucho calor, que no hay que estar al sol y beber mucha agua. ¿de verdad se necesita estudiar periodismo para esto?

La foto es de los guantes de una amiga, que, pese a que no comenta, dice que lee esto. Me imagino que no protestara mucho....

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Que cara que está la vida

El Ayuntamiento de Pamplona, con el ánimo de evitar los destrozos en el mobiliario urbano de la ciudad, ha iniciado una campaña de sensibilización para informar a sus ciudadanos de lo caro que está todo.

Así pues ha ido colocando distintas etiquetas con el precio de varios articulos. Bancos, papeleras, farolas, todo con su etiqueta de precio, como si fuese un mueble de IKEA.

Y no sé si se han equivocado, si han hecho mal el cambio, si son de Bilbao (por lo exagerados) y no de Pamplona, o sencillamente, como el dinero no es suyo, se gastan lo que haga falta, y si puede ser algo más.

Porque 240.000 euros una farola es quizá un poco exagerado.

Para que luego digamos que las casas estan caras.

martes, 9 de diciembre de 2008

Viajes (VIII): el vodka, ese gran desconocido

La última vez que hablamos de este tema nuestros expedicionarios habían vuelto al hotel. Algunos para dormir la siesta, otros unas cuantas horas después. Alberto había recibido un mensaje en el móvil y habían quedado con Sasha.

Sasha, aunque suene a nombre de chica, es el diminutivo de Alexander, y era un ruso enorme, compañero de clase de Alberto y nativo de San Petesburgo. Después del derrumbe de la Unión Soviética, acabó estudiando en España. Ahí conoció a Alberto, y a través de él a todos nosotros. Alberto y él fueron grandes amigos, y nosotros unos excelentes compañeros de juerga. Pasó el tiempo y Sasha volvió a Rusia. Cuando lo vimos, era un hombre casado y con importantes responsabilidades laborales.

Mientras planeamos el viaje a Rusia, sabíamos que Sasha estaba trabajando en Moscú. Y la idea era quedar con él cuando llegásemos ahí. Pero el azar, la suerte y un poco de buena voluntad, hizo que tanto él como su mujer estuviesen de vacaciones esos mismos días, con lo que aprovecharon para ver a la familia, y ya que estaban, quedar con nosotros.

Paso a recogernos por el hotel, y con él fuimos a un restaurante que le habían recomendado. Al no haber reservado mesa, nos tuvimos que sentar separados, pero como era el anfitrión ideal, y sabía que no teníamos ni idea de nada, eligió el menú sin consultar demasiado. Nos trajeron los entrantes, junto a un bote lleno de pepinillos, una jarra de zumo de naranja y una jarra de "agua".

Los rusos saben que en su país hace frío, y que el agua se congela, lo que no es muy bueno para el cuerpo humano. Por esta razón, decidieron hace tiempo, que el agua para los peces, y lo que nosotros pensábamos que era agua, era realmente vodka.

En España estamos acostumbrados a tomar el vodka con limón o con naranja, en copa, y con hielos. Pero eso es una mariconada para un ruso de buena cepa. El método local es el siguiente. Tomas primero lingotazo, luego pepinillo (para matar la primera arcada) y al final zumo de naranja. Si, como el tequila, el limón y la sal, pero sin mariachis.

Plato a plato, copa a copa, brindis a brindis, cuatro botellas fueron consumidas por los nueve comensales, pero en lugar de considerar que la noche ya había llegado al su límite etílico, nos montamos en unos chungo-taxis y llegamos al Plaza.

El Plaza era un club de moda en San Pete, pero al ser martes no estaba muy concurrido. Gracias a las habilidades negociadoras del guía local, acabamos en una mesa con sofás. Muy mono todo, pero en plan mafioso ruso de las películas.

En ese momento los recuerdos se confunden, sé que alguien decidió tomar vodka con naranja, mezclando el zumo con vodka directamente, pero no tuvo el detalle de avisar a nadie, con lo que si seguías el "ritual", acabas con dosis doble. A partir de ahí... litros de zumo de naranja, bailoteos varios, muchachas atraídas por la opulencia mostrada, kilos de pepinillos, amigos inconscientes y botellas de vodka...muchas botellas de vodka.

Finalmente, llego el momento que cerraba el bar. Y la hora de pagar. Para ese momento, yo, que había dejado de beber un rato antes, debía ser el miembro del grupo con más consciencia (lo que no quiere decir mucho), y se dirigieron a mí para acompañarme a un cajero y pagar la destilería que habíamos consumido.

Teniendo en cuenta que Sasha había sido vencido, que Alberto yacía inconsciente, y que el resto de la expedición no iba muy católica, tendría que habernos indicado que la noche había llegado a su fin.

Pero nadie contaba con que Torres sufría el efecto barco. Dicho efecto ocurre después de viajar en barco durante un tiempo. Como te acostumbras al bamboleo del suelo, cuando tomas tierra, por extraño que parezca, parece que la tierra se esta moviendo, con lo que te mareas.

El efecto barco dura unos minutos en los seres humanos normales, pero como ya he dicho, Torres, que ya llevaba dos días en tierra lo tenía encima. Si a esto le añadimos las ingentes cantidades de vodka consumidas... pues el efecto no es el mejor del mundo.

Sin entrar en demasiados detalles, fue un final de noche digno de recordar, y pese a que no estábamos en el mejor de los estados, al día siguiente logramos reconstruir los hechos entre todos. Hechos que, durante muchos años recordaremos entre risas, pero que no contaré aquí

El siguiente día comenzó tarde, y como Alberto estaba intentando recuperar la compostura después de la noche anterior, sin tener narices a levantarse de la cama, con lo que entre los que fuimos capaces de levantarnos antes de la hora de la merienda, aprovechamos para, entre todos, redactar el siguiente mensaje en la operación ligue sms

Has visto ya a Sasha? Yo estoy aki, aburrida, pensando en ti. Respondeme, venga.

Pero, al estar el lector pasando la resaca, y el teléfono apagado, no tuvimos respuesta...

lunes, 8 de diciembre de 2008

Para que luego digan...

Yo no sé como serán el resto de los cursos que ofrece la Facultad de Ciencias, pero siete días, dos horas al día, haciendo un total de catorce horas, para enseñar como se graban CDs y DVDs con el Nero, me parece exagerado.

Por mucho que se esfuercen, por mucho que enseñen, por mucho que expliquen, es solamente ganas de perder el tiempo.

Yo, que no soy el mejor profesor del mundo, le enseñe a mi madre a grabar CDs con el nero en 10 minutos (y porque eso es lo que tarda en grabarse un par de CDs)

domingo, 7 de diciembre de 2008

Secretos a voces

Los secretos pueden clasificarse por distintas categorias. Por un lado tenemos la calidad del secreto. Hay secretos que merecen ser secretos toda la vida, y secretos que tienen que contarse lo antes posible. Otra categoría es la de grado de comunicación del secreto: los hay que nadie conoce, los que sólo son conocidos por un reducido número de personas y los que conoce todo el mundo, pero que pese a esto siguen siendo secretos.

Si cogemos un secreto que todo el mundo quiere contar, y que conoce todo el mundo tenemos un secreto a voces, y son un estress

La situación es la siguiente, tres amigos se van a cenar, y los tres saben, de forma individual una cosa que merece ser comentada. Los tres se están mordiendo la lengua por contar algo, y ninguno dice nada... indirectas, frases dejadas a medias... hasta que después de un rato largo de hacer el capullo, uno, harto ya, lo suelta. Los tres se quedan mucho más relajados, y al poder hablar del tema abiertamente la conversación mejora.

Otras veces, la situación no tiene un punto de catarsis, lo que hace que cuando el grupo se disuelve, te preguntes ¿hemos estado hablando de lo que hemos estado hablando? ¿o contábamos otras cosas?

Todos nos mostramos orgullosos de ser sinceros, algunos incluso se jactan de decir las cosas sin anestesia ni nada. Pero luego en situaciones como las anteriores nadie sabe que decir, ni como decirlo.

De verdad, es un estress.

viernes, 5 de diciembre de 2008

Dia de Perros: Presentacion

Para los que ayer no pudieseis ir a la presentación del libro Día de Perros, os dejo aquí el discurso que intente dar ayer.

Digo intenté por una razón muy sencilla, esta entrada la estoy escribiendo el lunes, y me sirve principalmente para preparar lo que voy a decir. El resultado final lo podrán juzgar los que me lean y me viesen ayer. Se aceptan críticas y propuestas de mejoras.

Buenas tardes. Soy Unai Herrán, parte de Hegemón Ediciones, y antes de nada quiero daros las gracias por venir a esta presentación de "Día de perros". Especialmente agradezco a David por dejarnos publicar su libro, a Roberto Malo, por haber escrito la mejor novela onírica del siglo XXI y a Antón Castro, director de "Artes y Letras" del Heraldo de Aragón, por la maravillosa crítica del libro que va a publicar lo antes posible en próximas fechas.
En todas las presentaciones cuento lo mismo. Cuento como se hizo la editorial, que libros hemos publicado, cuales vamos a publicar, y luego doy paso al autor para que hable del libro.
Esta vez voy a hacer algo distinto.

Os voy a contar como y porqué hemos terminado por publicar este libro.

Cuando eres editor, te llegan muchos originales de gente que quiere que le publiques su libro. Hay gente buena y gente mala. Los malos no los publicamos, pero lamentablemente es muy probable que haya gente buena que nos ofrece originales y no publicamos. Es por accidente. Después de todo tenemos una atención limitada, somos humanos y a veces no nos fijamos en todo.
Una de las tareas de un escritor que quiere ser publicado es conseguir que el malvado editor se fije en él y en su libro.
Y David, es un profesional de eso.
Cene con David en Sevilla el año pasado. En un congreso nos sentaron en la misma mesa. Intuí que era escritor, pero no dijo nada. Tras muy poca comida, porque fue una cena escasa, y después de unas cuantas cervezas, tuvimos una conversación muy interesante. Al finalizar la cena, simplemente quedó en mandarme algo que había escrito.
Y lo hizo. En lugar de mandarme un tocho de 300 páginas mecanografiadas, Jasso fue muy listo. Me mando una introducción por parte del editor y dos capítulos. Una nota del editor.... eh, que yo soy el editor, si alguien tiene que escribir esa nota era yo. Me piqué y me leí lo que me mando.

Y me gusto, vaya que si me gusto.

Le dije a mi socio que estaba bien, y que podíamos pensar en publicarlo. Había que pedir el libro completo. Parecía una petición muy profesional. Pero no os engañéis. En ese momento no era un editor. Era un triste lector que quería saber como seguía una historia de la que sólo me habían mostrado un pequeño destello.

Y me mando el libro. Pero de nuevo, en lugar de mandarme el libro en un archivo de ordenador para que lo leyese en la pantalla del ordenador, no... me lo tuvo que mandar encuadernado y con el logotipo de la editorial. Otro pique, leches... esa era mi tarea... y encima, al estar en formato libro lo pude leer antes de irme a la cama.

Ese día dormí poco, ya que me lo leí de una sentada...antes de irme a la cama le mande un correo a mi socio diciendo que quería publicar ese libro.

Así que unos cuantos meses después aquí estamos. Con el libro en las manos y listos para presentarlo. Espero que os guste tanto como me gustó a mi.

Ahora voy a dejar hablar a la gente con talento... David, Roberto, Antón, son todos vuestros.

martes, 2 de diciembre de 2008

Stand By Me

Del documental Playing for Change: Songs Around The World, una versión de "Stand By Me"

lunes, 1 de diciembre de 2008

Once Varas, Camisas y yo: La universidad

Hasta hace unos años Bolonia era famosa por ser la cuna de esa sinfonía de sabores que es un plato de espagueti bolognesa bien preparado. Si tenías algo de cultura extra, podrías saber que en Bolonia se fundo la primera universidad europea, hacía el año 1000.

Pero hoy en día Bolonia se ha convertido en la causa de todos los males del mundo universitario.

Leo día si y día también comentarios sobre manifestaciones, encierros, protestas y demás guerras que ocurren en torno a la universidad. Y pese a que debería entender algo, estoy muy, muy confuso.

Cuando iba a la universidad (y fijaros que digo iba y no estudiaba) me involucre mucho con Delegación de Alumnos (DdA). En general la DdA era un lugar de esparcimiento donde pasar las tardes y las horas muertas con gente que te caía bien. Pero en general hacias cosas. Te informabas, te reunias, organizabas protestas, te volvias a reunir... Era un trabajo que a veces tenía algún momento épico para recordar, pero que en general no estaba pagado (las únicas ventajas que tenías por ser de DdA era que podias ir a un aperitivo en navidad y la verdad, por incharte a canapes estar aguantando horas y horas de comisiones, os puedo prometer que no merecía la pena)

Pero ha pasado el tiempo y no entiendo lo que esta pasando...

Cuando me fui a Holanda de Erasmus, aproveche para estudiar una nueva carrera, y tener una doble titulación... me informe de las convalidaciones que había que hacer para que algo estudiado en Holanda valiese en casa. Bueno, tras mucho esfuerzo, consultas e intentos infructuosos me dí por vencido, sencillamente los requisitos para que lo estudiado en Holanda valiese de algo sobrepasaban de largo a los beneficios que se obtenia de ello. Además, hacía ya unos años se había aprobado el acuerdo de Bolonia, que hacía que en un par de años, los titulos europeos se homologasen de forma más sencilla.

La cosa tenía mucho sentido, si tanto las mercancias como las personas podían circular libremente por la union; si podían trabajar sin ningún problema de inmigración, el hecho que tuviesen que convalidar sus estudios universitarios para que fuesen validos en otros paises, nos quitaban ventajas frente a otros paises grandotes con los que europa quería competir.

Para resumir, lo que yo pensaba que era el acuerdo Bolonia era que unos años antes de 2000 se había aprobado, en Bolonia, un tratado que hacía que un titulo obtenido en Francia fuese totalmente valido para trabajar en España. Y viceversa.

Pero no, debe de ser algo mucho más complicado. Porque sale todo el mundo a la calle. Todos los estudiantes están en contra: se deshacen sus carreras, pierden cosas, se privatiza la universidad, nos preparan sólo para ser mano de obra de las grandes empresas...

Y yo me pregunto: ¿que pasa con los que ya hicimos la universidad hace tiempo? ¿va a pasar algo con nuestros titulos? Porque si todo el mundo está tan en contra, digo yo que para nosotros también será malo.

Porque las noticias hablan de las manifestaciones, pero no de las causas de las protestas. Y si yo, que estoy ligeramente interesado, y ligeramente acostumbrado a entender esas cosas (por los tiempos en DdA) no me entero, ¿quien narices tiene en su cabeza cualquiera que estudiase a la vez que yo y no se metiese en estos temas? Y más importante ¿realmente importa todo esto? ¿no será todo una ilusión del cambio sin que realmente cambie nada?

Ya han pasado unos cuantos años desde que salí de la universidad. Y pese a que mi profesión y mi carrera estan intimamente ligados, de lo estudiado, no aplico ni un 5% en mi vida laboral. Al final, y en mi opinion, lo que vale de la universidad es que te certifica como capaz de pasar un obstaculo. Y a saber como tienes que pensar para pasar el bache. Pero los conocimientos concretos no son tan importantes. Son sencillamente el vehiculo que se emplea para enseñarte a pensar de una manera.

Con lo que al final, lo que hay que valorar a la hora de cambiar todo el sistema universitario es si este sistema va a conseguir lo mismo, pero con unos conocimientos que se adapten más a la realidad actual, o por el contrario sólo va a cambiar para ser más de lo mismo, pero en un paquete más bonito, y moderno.

viernes, 28 de noviembre de 2008

Ya es navidad... en el Eroski

El día que se encienden las luces de navidad del corte inglés, es el día que oficialmente estamos en navidad. Y no sé si se han encendido ya, pero lo que si que se puede decir es que la navidad ha llegado al Eroski y al resto de supermercados.

Desde hace unas semanas, a la hora de visitar mi supermercado de cabecera, veo con asombro como más de la mitad de la superficie se está dedicando a turrones, mazapanes, girlaches y demás alimentos navideños.

Que no digo yo que no sean importantes y que se vayan a vender mucho ¿pero tanto? Porque por mucho que me empeñe, no es lo mismo comprar detergente en polvo que polvorones. Es más estoy casi seguro que si meto estos últimos en el tambor de la lavadora, la ropa no me va a quedar muy limpia (aunque quizá con un ligero aroma a almendra)

El Eroski o el Super BM, gracias al espiritu de la navidad, se convierte en un Mercadona. Y donde antes tenias una pletora de elecciones distintas para un mismo producto, ahora te queda productos de la marca blanca y de otro suministrador. Que si quieres hacer economía de guerra no es problema, pero si te gusta un tipo de yogurt y desaparece de tu supermercado de confianza para hacer hueco a las peladillas y al espumillón, hace que te conviertas en Mr. Scrooge y odies la navidad.

jueves, 27 de noviembre de 2008

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Dia de Perros

Que sí, que sé que lo he dicho veces, que además de mi trabajo de por las mañanas y por las tardes, por la noche tengo otro trabajo. Dicho así suena a que me dedico a alguna cosa que no sea socialmente aceptable. No, no soy Drag Queen (aunque algunos me llamen reina)

Soy Editor.

Y he editado algo nuevo.

Se trata de la novela Día de Perros

"Día de perros" cuenta la historia de como dos adolescentes tienen una idea para conseguir algo de pasta. La idea no es la mejor del mundo, y cuando la cosa se empieza a liar, ellos deciden huir hacia adelante. Lo que debería haber sido una gamberrada tiene consecuencias para siempre.

La novela está escrita por David Jasso, escritor zaragozano de novelas de misterio y terror, que esta vez se ha decantado más por la tensión que por lo macabro.

En palabras de Jose Carlos Somoza, "Entre los cada vez más numerosos autores españoles dedicados al difícil género de terror, David Jasso sobresale con nombre propio: y el lector que se asoma por primera vez a uno de sus magníficos libros sabe de inmediato por qué."

La novela, aunque está mal decirlo porque la edito yo, y no soy imparcial, te atrapa en el primer capítulo y no te deja hasta que has leído el último punto.

Como cada vez que editamos una novela, organizamos una presentación. Esta vez será el jueves 4 de diciembre en la Fnac de Plaza España, en Zaragoza, a partir de las 20.00 y correrá a cargo de Antón Castro (dramaturgo, escritor y director de la sección Artes y Letras del Heraldo de Aragón), Roberto Malo (escritor y animador sociocultural) y del propio autor David Jasso.

Además, un humilde servidor intentará ejercer de presentador de semejante reunión de talento, y amenizara con sus tartamudeos hasta que todo el mundo este listo para escuchar a los ponentes.

Para que veáis de que va el libro, os dejo trailer del mismo

martes, 25 de noviembre de 2008

Huy lo que me ha dicho (11)

"Te das cuenta que eres mayor cuando cuentas unas tonterías a una camarera, y esta te sigue el chiste. Te han dejado de considerar una amenaza."

- El House de las autoescuelas

lunes, 24 de noviembre de 2008

El efecto animadora

En la linea de las entradas de "los números empiezan muchas veces por uno" y "siempre tengo que cambiar de puerta cuando me dejen" hoy toca hablar de un efecto optico bastante sorprendente. Es el conocido efecto animadora.

El efecto animadora se da cuando se observa un grupo de entidades, que observadas en conjunto presentan unas características superiores a cuando son observadas de forma individual.

Para ponerlo en cristiano, y para que lo entienda parte de la audiencia que nunca entiende las cosas cuando las explico.

Un viernes cualquiera vas a un bar. Ves a un grupo de tías buenas. Parece imposible que tanta chica guapa se junte ¿no? Efectivamente, es imposible.

En conjunto las chicas están buenas, pero si examinas a cada una de ellas de forma individual, ninguna es gran cosa. Es decir, las chicas, en conjunto están más buenas que por separado. Como las animadoras.

Para que no protesten las lectoras femeninas, dicho efecto se da también en grupo de tíos, en teléfonos móviles o en habitaciones de hotel. Pero es que el viernes nos ocurrió en un bar, con un grupo de chicas, con lo que el ejemplo venia fácil.

Moraleja, cuando te veas deslumbrado por lo bonito de un conjunto de cosas, analizalo por separado, quizá entonces no sea tan deslumbrante.

El primer contacto que tuve con el efecto animadora viene de "Como conocí a vuestra madre", proximamente en EMSU

viernes, 21 de noviembre de 2008

Huy lo que me ha dicho (10)

- ¿Habéis visto mi iPod?
- ¿era tuyo? Con la horterada de canciones que tiene, pensábamos que era de una chica

Una medico residente, refiriendose a mi iPod, al que le voy atener que meter más canciones de machote y evitar las de reina

jueves, 20 de noviembre de 2008

Un año más...

Bueno, con el titulo de la entrada no tendréis ni idea de que va esto.

Pero bueno, leer, que espero ser claro al final...

El 16 de Noviembre del 2007 tuve una cena. Era la entrega de títulos del master que hice el año anterior. La cena, agradable, la ceremonia, aburrida y la noche después suficientemente larga. Los recuerdos son difíciles de distinguir entre tanto gin-tonic y tabaco.

El 17 me levanté con un dolor de cabeza simpático y una voz de camionero. Mi ex-compañera de piso, se levanta con al misma voz, y mientras vemos la peli de la tarde, yo voy pensando en irme a Zaragoza a pasar el finde y aprovechar los dos dias que me he cogido de vacaciones. María me dice algo, pero no le hago mucho caso, entre el señor que me esta golpeando la cabeza con un martillo y mi malestar general no soy el mejor escuchador del mundo... digo que si, que bien, que vale... y me voy...

Después de tres días en Zaragoza, tal día como hoy, llego a casa. Me acabo de fumar un chester en el coche, y subo a casa oliendo a tabaco.

María me mira.

- ¿Como estas? ¿que tal lo llevas?
- ¿ein?
- ¿has fumado? Dijiste que íbamos a dejar de fumar juntos

Y en ese momento recuerdo la escena de tres días antes. Íbamos a dejar de fumar... y yo dije que sí. Y olía a tabaco. Y María, que aun cuando fumaba ya tenía mala leche (navarrica ella), lleva tres días sin fumar, con lo que daba miedo. Mucho miedo. Terror incluso

Con lo que esa noche no fume.

Y al día siguiente tampoco.

Intente tomar chicles de nicotina, pero hacían que se me durmiese la boca.

Tosí, sufrí. Deje de dormir. Me fumaba encima.

Recuerdo que un día estaba esperando en un semáforo con unos compañeros de trabajo. Una chica al otro lado de la calle se saco un paquete de Marlboro del bolso. Se llevo un cigarrillo a la boca. Lo encendió. Le dio una calada larga. Y yo no le quité el ojo de encima. El semáforo se puso en verde y nos cruzamos con la chica. Yo seguía mirando su boca, cuando mi compañero dijo "jode como esta la rubia". En ese momento me dí cuenta que la chica era rubia y estaba buena, pero hasta ese momento no me había dado cuenta, sólo veia su cigarrillo humeando, su manera de fumar....

Poco a poco, el ansía fue pasando.

El mono físico duro un mes. Las toses de limpieza, esas toses que tienes durante un tiempo hasta que echas todo el moco que has ido generando, duraron un poco más. El mono psíquico duro mucho más.

Probablemente siga siendo un fumador que está dejando pasar mucho tiempo entre cigarros. Aun me apetece fumar de vez en cuando, pero si antes era todos los días, ahora es sólo de vez en cuando.

Así que vamos a celebrar que hoy cumplo un año sin fumar.

Hoy comienza un año más....

Un año más sin fumar.

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Como hacer que cualquier cosa sea graciosa

El humor, ese gran desconocido.

No se sabe muy bien cuando una cosa va a ser desternillante, graciosa, o simplemente va a sacar de ti una sonrisa. Millones de comediantes y cuenta chistes a lo largo de toda la historia han intentado entender las raices del humor.

Y parecía que nadie lo había conseguido.

Pero un comico inglés, después de muchos años de trabajo se dio cuenta que bastaba con ponerle una canción graciosa a la escena que quieras para que esta sea graciosa.

Ejemplos:

martes, 18 de noviembre de 2008

Porque no me gusta CSI Miami



pero en cambio me gusta CSI Las Vegas

Ascensores

Todos los habitantes del mundo occidental estamos acostumbrados a coger ascensores. Aunque haya gente que pueda vivir en una casa sin ascensor, todavia no conozco a nadie que cuando se monte a un ascensor piense que es una cosa de brujeria y no entienda como puede ser que estando en un sitio, te metas en una sala pequeña y cruzando la misma puerta un minuto después salgas por otro sitio.

Si todos sabemos como funcionan, si todos estamos acostumbrados a usarlos, ¿como es posible que cuando el ascensor sea un poco más tecnológico que el que teniamos hace treinta años nadie sepa usarlo?

Me explico.

Cuando vas a unos grandes almacenes, a un hospital, o en general, a cualquier edificio alto siempre tienes el mismo tipo de ascensor. Un ascensor con dos botones de llamada. Uno que tiene una flecha para arriba y otra para abajo.

Por si alguien no lo sabe, si lo que quieres hacer es subir, tienes que dar al boton de subir. Si por el contrario quieres bajar, das al boton con la flecha para abajo.

Un funcionamiento sencillo ¿verdad? Pues no lo debe ser tanto, porque la gente invariablemente da a los dos, con lo que el ascensor para en todas y cada una de las plantas, tanto cuando sube como cuando baja.

Por favor, cuando veais un ascensor de estos, pulsar solo el botón de la direccion que querrais ir. No es tan dificil, y además si la gente lo hace bien, se tarda mucho menos en ir a la planta que quieras.

lunes, 17 de noviembre de 2008

Huy lo que me ha dicho (9)

- ¿Tienes 32 años? Pues no te voy a decir los años que yo pensaba que tenías.

Una compañera de trabajo, refirendose a mi edad

viernes, 14 de noviembre de 2008

¿donde estabas entonces?

Bueno, esta entrada tiene dos motivos.

Por un lado tengo la canción esta metida en la cabeza desde el jueves de la semana pasada (el día de mi contacto con la juventud pamplonesa, contacto que contaré en los próximos días).



Por otro, resulta que leyendo otros blogs que suelo leer, encontré un meme de esos que van rondando por ahí.

Lo de los memes es una cosa que no suelo hacer, porque suelen ser muy chorras o muy moñas, pero este me ha parecido entretenido por el ejercicio de memoria que supone. Gracias Maba por la reflexión.

Así que vamos a ver....

¿donde estabas ...

...hace 20 años?

Hace 20 años era 1988, yo debía ir a séptimo de EGB si mis cálculos no me fallan. Vivía en Zaragoza (ciudad) y era más o menos la época en la que íbamos todos los fines de semana al cine mi hermano y mis padres. No sé si mis padres no tenían ningún criterio o tenían mucho, pero recuerdo ver muchas películas realmente buenas, y que desde luego no eran las que se espera que vea un chaval de doce años. En esa época íbamos bastante a Bilbao a ver a la familia o a Formigal a esquiar.
En clase no sé muy bien de que hablábamos, y no podría identificar mucho de esos años, ya que al ir siempre al mismo colegio con los mismos amigos, los recuerdos se mezclan y se lían un poco. Probablemente haríamos el animal lo esperable, y seguro que nos lo pasábamos bien. Nos pegábamos con los mayores, y quizá en esa época fue cuando un hobbit me pegaba... pero han pasado los años y no le guardo rencor. :)
Mis hormonas debían haber empezado a despertar, porque recuerdo que ya había chicas que me gustaban. Y poco más...
20 años no es nada, decía la canción, pero creo que recuerdo más los hechos que las emociones, lo que me hace pensar casi en que es una historia que he leído que mi propia historia.

...hace 10 años?
En tercero de carrera, bueno, en mi tercer año de carrera (que no es lo mismo). Fue un año muy curioso, porque me debatía entre cambiar de carrera o seguir. Además en un alarde de energía me había matriculado en 144 créditos, con lo que estaba todo el santo día en la escuela. Prácticas por la mañana, clases mañana y tarde. Además como había huecos en mi horario pasaba mucho tiempo en una tienda de tebeos. SaGa. Muchas tertulias, muchas tonterías, muchas cocacolas y algunos amigos que, aunque se enfaden conmigo porque les llamo tontos, duraran mucho tiempo.

Finalmente, de los 144 créditos matriculados aprobé 132, lo que hizo de pronto que estuviese cerca de acabar la carrera y no me cambiase. Luego resulto que había aprobado ya todas las fáciles, y que las que quedaban eran complicadas, aunque aun quedase trecho, ya se veía la luz al final del túnel. Con lo que al final no me cambie de carrera.

Además David, Miguel y yo inauguramos la catorcena.

...hace 5 años?

Vivía en Valencia, y estaba en una relación complicada, con una chica a la que quería mucho pero con la que no podía existir sin discutir. Unas discusiones que me destrozaban a mi y la destrozaban a ella. Unas reconciliaciones increíbles y un ni contigo ni sin ti permanente. Aunque no seguíamos juntos, seguíamos liándonos. Parecía que nunca iba a acabar, pero cambie de trabajo, cambie de ciudad, y después de la última discusión ya no nos volvimos a ver (aunque sé, por otros, que está bien)

Tenía un trabajo que me gustaba, con el mejor jefe que tendré en mi vida y buenos compañeros de trabajo. Lo único malo es que pagaban poco (eso no era culpa de mi jefe). Así que cambie a otro trabajo, que también me gusta, pero que hace que viaje más que Willy Fogg

...hace 1 año?

Después de un año muy estresante, empezando a entrar en la crisis de los 31.

...hace 1 mes?

Recogiendo mi cuarto y siendo un hombre tranquilo y feliz.... y de la mudanza, que me quedaba sólo un 20% de trabajo por hacer, sí... me sigue quedando ese mismo 20%

... ayer?

Trabajar, mucho, hasta las 10 de la noche. Durante el último mes, cualquier cosa que pasaba en un acelerador, que no era una avería sino un leve ajuste, se ha ido dejando para el día 13 de Noviembre, denominado desde ayer como "Dia de la Intervención". Con lo que hemos tenido que arreglar un millón de chorraditas, lo que lleva un millón de segundos, que, al final es un montón de tiempo.

...hoy?
Tonterías varias y viajar a Madrid para celebrar un nuevo amanecer. Nuevo jefe en la empresa, y seguro que a peor no vamos a poder ir.

Además, después de la noticia del miércoles, ilusionado y contento. Y en unas semanas estaré no sólo contento sino feliz.

jueves, 13 de noviembre de 2008

Que la paguen ellos

Leo en un correo que me han mandado ¡¡¡LA CRISIS QUE LA PAGUEN ELLOS!!!

Es un comunicado de izquierdos y anti-sistemas pidiendo una manifestación el sábado 15 de Noviembre por distintas ciudades de España. Ya conocéis a este tipo de gente. Son los que se manifiestan en contra de la globalización. La lían cada vez que se reune el G-20. Queman cosas. Mala gente en definitiva.

Y yo, voy a ir.

Como ya dije hace un tiempo, creo que con todo este rollo de la crisis financiera nos estan tomando el pelo.

Que si, que es demagogico gran parte del planteamiento, pero entre la doctrina del miedo, donde siempre tenemos que estar temiendo algo, (cambio climatico, terrorismo, gripe aviar...), lo de que las ayudas vayan a ser secretas, no se vayan a perder valor los bancos que tengan que recurrir al rescate, y más y más tonterias que leemos, vemos y escuchamos todos los dias se me estan hinchando las narices.

Cada día creo que piensan que somos más y más tontos...

Así que sin que sirva de precedente, os dejo el comunicado. Yo estaré en Madrid, pero prometo ni pegar a nadie ni quemar nada.

La crisis que la paguen ellos
Asunto: Todos a la calle el 15-N: La crisis que la paguen ellos (PASALO)

El próximo 15 de Noviembre se reunirán los líderes mundiales para preparar
un nuevo plan contra la crisis.

Salvar de la crisis a los bancos de Estados Unidos ha costado 700.000
millones de dólares; !! 5 veces más de lo que aprobó la ONU para alcanzar
los Objetivos del Milenio !!. Y las ayudas europeas son aún mayores. ¡¡¡¡Es
una vergüenza!!!!

En España el gobierno le da 100.000 millones de euros a los mismos bancos
que están desahuciando a muchas familias por no poder pagar la hipoteca.

Hace meses miles de personas salimos a la calle por una vivienda digna y ya
advertíamos del peligro de la burbuja inmobiliaria. Ahora que ha estallado
¿la vamos a pagar nosotrxs?

Durante años se han forrado y ahora anuncian despidos, recortes salariales,
cierres de empresas, 'aparcar' el protocolo de Kioto…

Está claro que los grandes partidos gobiernan para la banca y que los
grandes sindicatos no van a rechistar ¡Si hasta los han felicitado los
banqueros y empresarios! Solo la gente de a pie podemos denunciarlo.

Privatizan los beneficios y socializan las pérdidas. ¿Se creen que somos
tontxs? ¿Lo vamos a permitir? Claro que no.

El próximo sábado, 15 de noviembre a las 17:00 horas saldremos a la calle en
todas las ciudades.

Tenemos tiempo y capacidad suficiente para difundirlo y organizarnos. Da
igual si invitan a Zapatero pero nosotrxs tenemos que colarnos en esa
Cumbre..

¡¡¡LA CRISIS QUE LA PAGUEN ELLOS!!!

Lugares de concentración:

- A Coruña: Plaza de Maria Pita

- Alacant: Explanada de España, frente a la Rambla de Méndez Núñez

- Albacete: Plaza del Altozano, donde esta la gorda con la rosa que parece
un polo!

- Almeria: Plaza Circular

- Ávila: Plaza del Chico

- Aviles: Plaza de España

- Badajoz: Plaza de San Francisco

- Barcelona: Plaça Catalunya

- Bilbo: Centro Civico de La Bolsa (C/ Pelota - Casco Viejo - Bilbao)

- Burgos: Plaza Mayor

- Cáceres: Plaza Mayor

- Cádiz: Plaza de San Juan de Dios

- Castello: Plaça de la Independència

- Ciudad Real: Parque del Torreon

- Córdoba: Plaza de las Tendillas

- Elx: Plaça Baix

- Gijón: Plaza del Parchís

- Granada: Fuente de las Batallas

- Graus: Plaza España

- Huesca: Plaza Navarra

- Jaén: Plaza de la Constitución

- Las Palmas de Gran Canaria: Parque Santa Catalina

- León: Plaza de San Marcelo

- Madrid: Puerta del Sol

- Málaga: Plaza de la Constitución

- Mérida: Plaza de España

- Murcia: Glorieta de España

- Palencia: Plaza Mayor

- Pamplona- Iruñea: Plaza del Castillo

- Salamanca: Plaza Mayor

- San Sebastián- Donostia: Jardines de Alderdi Eder

- Santa Cruz de Tenerife: Plaza de la Candelaria

- Santander: Plaza del Ayuntamiento

- Santiago de Compostela: Praza do Obradoiro

- Segovia: Plaza del Azoguejo

- Sevilla: Plaza Nueva

- Soria: Plaza de Herradores

- Teruel: Plaza del Torico

- Toledo: Plaza de Zocodover

- Valencia: Plaça Ajuntament

- Valladolid: Plaza Mayor

- Vigo: Puerta del Sol

- Vitoria-Gasteiz: Plaza de la Virgen Blanca

- Zaragoza: Plaza del Pilar

miércoles, 12 de noviembre de 2008

1.1.10

:)

Sobre las expectativas

La vida es lo que ocurre mientras estas haciendo planes para ella.

Últimamente me ha dado por pensar en las expectativas que todos vamos haciendo a lo largo de la vida. Piensas en cosas que van a pasar, haces previsiones sobre tus acciones, sobre las consecuencias que tendrán, y cuando la cosa pasa, ninguna de tus expectativas se cumple.

Desde hace tiempo tengo unas cuantas cosas que planeo, algunas se pueden contar, otras menos, pero lo que voy a decir se aplica a todos los planes.

Uno de esos planes, un clásico ya en mis deseos es ir a vivir a Zaragoza, echar al inquilino que tengo (al que quiero mucho pese a que no es un capullo) y asentarme de una puñetera vez. Como idea está bien. Y sí, me apetece mogollón pero mucho me temo que cuando se haga realidad (y no digo “si se hace realidad”, para que veáis mi convencimiento) no será lo planeado.

Echaré de menos cosas de Pamplona. La ciudad a la que vuelva no será la misma de la que me fui. Aunque haya estado viniendo aquí fines de semana y vacaciones, hay amigos que se han ido (a otra ciudad o país, no a otra vida), otros que ya no son amigos y algun que otro amigo nuevo. Seguro que después de tantos años fuera mi oido se habra acostumbrado a la forma de hablar navarra, seguro que oigo el acentón aragones y me parece muy bruto. Mi vida en Zaragoza seguro que no es como espero que sea.

Soy cosciente de todo ello, me doy cuenta que todas las expectativas que tenga o no se haran realidad o si se hacen no tendran el efecto que pienso que van a tener. En definitiva, que mis expectativas no se van a cumplir.

Y pese a ellos, sigo haciendo planes, sigo ilusionandome con ellos. Sigo haciendo planes, que cuando no se cumplen me cabrean. ¿Soy tonto? Quizá. Pero tengo que hacer esto. No hacerlo significaría que no quiero nada más en mi vida, y por el momento siempre quiero algo más.

El dia que no tenga inquietudes no sé si estaré muerto o demasiado acomodado. En cualquier caso, no seré muy feliz al pensar que eso es todo a lo que puedo aspirar.

La cita, por si algún ignorante no tiene ni idea, es de John Lennon.

martes, 11 de noviembre de 2008

Viajes (VII) Belfast

En Septiembre de 2001, decidí que iba a vivir en Irlanda. El porque lo hice y el resultado de ese viaje es una historia muy larga que no merece la pena que cuente hoy.

Pero la semana pasada, mientras hablaba de otras cosas, recordé esta anecdotilla.

Mi amigo Miguel(ez) vino a visitarme unos días. Como yo sólo trabajaba de lunes a miércoles, pudimos darnos una vuelta por Irlanda. Alquilamos un coche y pusimos rumbo a Belfast.

Belfast es una ciudad preciosa con una catedral genial y todo eso, pero, como comprenderéis, lo que interesa de Belfast, para un turista, es la parte que sale en las noticias. Con lo que, tras una visita a la oficina de turismo, y un par de preguntas que probablemente no se entendieron muy bien, acabamos paseando por la parte "etnico-cultural" de la capital de Irlanda del Norte. Después de un rato viendo murales en la parte lealista, cruzamos unas verjas, que sólo debían cerrar cuando se liaba parda, a la parte unionista. Los murales ahi eran muy similares, con al única diferencia del mensaje. Trás unas cuantas horas paseando, y ya ligeramente aburridos de ver todo el rato lo mismo, nos metimos en un genuino pub irlandés, de la parte católica de irlanda del norte.

Estando ahí sentados, hablando de nuestras cosas, observamos a Gerry, un borracho sentado a nuestro lado. Por algún motivo extraño, tiendo a hablar con desconocidos cuando estoy en sitios raros. Con lo que, lógicamente acabé hablando con Gerry.

La conversación de Gerry, en su lamentable estado etílico, no daba para mucho, pero en un momento nos pregunto de donde eramos. "De España", "que bonito... ¿de donde exactamente?" "Pues yo de Zaragoza." "Y yo de Bilbao."

En ese momento se le iluminaron los ojos a ese borracho irlandés, sé le oía como pensaba "Bilbao. Eso es el País Vasco. Que bonito que es." Empezó a hablar de sus cosas, y canto una canción en gaélico, y como se había hecho amigo mio me pide que le cante alguna canción regional en euskera. Mis conocimientos de euskera se ciñen a decir egun on (buenos días) y ongi etorri (felpudo). Pero Gerry insistía.

Y entonces recordé que en la puerta del pub había una ikurriña, y algún cartel en euskera. Estábamos en una herriko taberna irlandesa, hablando con un borracho que me pedí insistentemente que le cantase una canción en un idioma que desconocía.

Y rebuscando en mis recuerdos acabe cantando:

danontzat zara zu geuria
Erritik sortu ziñalako
maite zaitu erriak

Gaztedi gorri-zuria
zelai orlegian
Euskalerriaren erakusgarria.
Zabaldu daigun guztiok
Irrintzi alaia:

Y en ese momento deje de cantar. Si pincháis el audio de aquí abajo veréis como continua...





Con lo que Gerry se quedó contento, y nosotros teníamos una anécdota graciosa que contar. Habíamos salido de una situación tensa, de una forma original, convencido a un irlandés borracho que el himno del Athletic (de Bilbao) era una canción tradicional vasca (lo que por otro lado es)

lunes, 10 de noviembre de 2008

Desconcertado

Como ya sabréis o deberíais saber, que ya lo he contado unas cuantas veces, me dedico a arreglar cacharros médicos. Aparatos grandes que tienen una función importante, y que no deben estropearse nunca.

Una de las primeras cosas que aprendí es que nunca hay que tocar un equipo que funciona.

El problema es que, a veces se me olvida.

El otro día la lié. Un equipo está funcionando perfectamente. Veo una cosa que está mal, pero que no impide en absoluto el funcionamiento correcto del mismo. Arreglar ese problema supone un toque aquí, un toque allá y dejarlo todo listo en 20 minutos, o eso creo.

Y, en lugar de hacer lo que tenía que hacer, esto es, dejarlo tranquilo, no... me tengo que empeñar en tocarlo. Ni que decir tiene que la cosa se complico, y acabé varias horas más tarde, con el consiguiente cabreo por mi parte y por el cliente...

Esto debería enseñarme a saber cuando no tengo que ser audaz, pero como soy un cabezón me empeño, como buen perteneciente al genero humano, en tropezar de nuevo en la misma piedra, y luego, cuando pasan las cosas que pasan no sé por donde vienen los tiros.

No es la primera vez que me pasa, y sé que no será la última. Aunque a veces salga mal, cuando sale bien merece la pena.

domingo, 9 de noviembre de 2008

Huy lo que me ha dicho (8)

"-Perdona, ¿un "campero con hamburguesa" es un campero con..... hamburguesa?
- No, un campero con hamburguesa es una cosa totalmente distinta... tu eres nueva en esto ¿no?"

Chica de 16 años, en el Timple, bar de comida rápida, ante cuatro amigos que durante años y años han tomado centenares de Camperos con hamburguesa.

Veo un perro azul

Si te dices a ti mismo que ves un perro azul, y lo repites continuamente, por mucho que te empeñes en intentar ver hipopotamos amarillos sólo vas ser capaz de ver perros azules.

Deja de buscar perros azules y dedicate a ver lo que hay alrededor tuyo.

sábado, 8 de noviembre de 2008

Huy lo que me ha dicho (7)

"- Un whisky con Red Bull
- ¿que marca de whisky?
- Como si le echas ron... Va con Red Bull, ¿tu crees que importa algo?"

Dialogo entre una camarera y yo a la una de la mañana de un viernes por la noche

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Sorpresas de la vida

Mi hora de comer es un poco aleatoria. No tengo ni horario fijo ni sitio fijo. No tengo compañeros de comida fijos, ni menú fijo. Cada día estás en un sitio, a veces que con más gente, a veces que tú solo. Suelo evitar las cafeterías de los hospitales por varios motivos, pero principalmente es debido a que el menú de estas cafeterías no es ni demasiado bueno ni demasiado sano, con el handicap añadido de que sueles encontrarte a gente que preferirías no encontrarte.

En general prefiero tomarme una hora, salir del hospital, a ser posible a algún sitio agradable y comer con algún compañero. Pero hay veces que no se puede.

Hay veces que la que me coordina (mi "jefa") me organiza el trabajo para que, haciendo un trabajo que dura cuatro horas, empiece a la una y termine a las cinco, olvidando que en esas horas es cuando hay que comer. Como cuando te enteras de la jugada ya es tarde, tienes dos opciones, o pasas de comer o puedes intentar ir a comer mientras el equipo que estás arreglando esta haciendo alguna calibración o ajuste, que lo único que requiere por tu parte es que mires la pantalla.

Hoy ha sido uno de esos días.

Refunfuñando por comer solo y en un hospital, cuando he llegado a la cafetería, el camarero me ha dicho que no había sitio, y que si no me importaba, me podría sentar con un señor que estaba comiendo solo. Como al señor no parecía importarle mucho, y yo tenía prisa, me he sentado con él.

La comida ha empezado de una forma muy normal. Hemos pedido, nos han traído las bebidas, de forma educada le he ofrecido agua pero él ha preferido tomar vino y casera. La cosa no iba a más, pero por entretenerme, me ha dado por leer la etiqueta de la Casera, y cuando la he dejado, mi compañero de mesa me ha contado que en el fondo es agua con azúcar.

Pues con esa excusa, la mar de tonta, la cosa ha ido evolucionando. Yo he contado que hacía en ese hospital, que me dedicaba a arreglar aparatos médicos, y él me ha contado un cacho de su vida. Podría parecer que Ramón (que así se llamaba) era el típico plasta, pero nada más lejos de la realidad. A la hora de contar un dramón, Ramón era un cuenta-historias hipnótico y extrañamente divertido.

Ramón es un jubilado, que tuvo cáncer hace ya unos años. Se trato del mismo, y ahora está bien, pero resulta que su mujer acababa de ser operada de un tumor de mama. Ramón estaba preocupado y tranquilo a la vez. Sabe que el cáncer se cura. Y no lo sabe porque se lo hayan contado, lo sabe porque lo pasó en sus propias carnes y que, aunque se sufre mucho, se puede continuar. También me ha contado que pensado a posteriori, el cáncer no sólo no fue malo, sino que cree que su vida mejoro. Que entendió sus prioridades vitales y que en el fondo es mejor persona.

Luego ha hablado de su mujer, de su cáncer, y de que todo va a estar bien... Nos hemos tomado el café, y nos hemos despedido.

Así, sin más. Sin conocernos de nada. Sólo por preguntarme en voz alta de que estará hecha "La Casera".

Hay gente que necesita hablar. Y si las cuentan bien, a mi me gusta escuchar estas cosas.

Así que Ramón... mucha suerte.

Los Amos del Mundo

El 15 de noviembre de 1998, el Semanal publico la siguiente columna de Aruro Pérez Reverte.

Hoy, 10 años después, te demuestra que el hombre puede caer dos, y mil veces en la misma piedra...

"LOS AMOS DEL MUNDO

Arturo Pérez-Reverte


Usted no lo sabe, pero depende de ellos. Usted no los conoce ni se los cruzará en su vida, pero esos hijos de la gran puta tienen en las manos, en la agenda electrónica, en la tecla intro del computador, su futuro y el de sus hijos.

Usted no sabe qué cara tienen, pero son ellos quienes lo van a mandar al paro en nombre de un tres punto siete, o un índice de probabilidad del cero coma cero cuatro.

Usted no tiene nada que ver con esos fulanos porque es empleado de una ferretería o cajera de Pryca, y ellos estudiaron en Harvard e hicieron un máster en Tokio, o al revés, van por las mañanas a la Bolsa de Madrid o a la de Wall Street, y dicen en inglés cosas como long-term capital management , y hablan de fondos de alto riesgo, de acuerdos multilaterales de inversión y de neoliberalismo económico salvaje, como quien comenta el partido del domingo.

Usted no los conoce ni en pintura, pero esos conductores suicidas que circulan a doscientos por hora en un furgón cargado de dinero van a atropellarlo el día menos pensado, y ni siquiera le quedará el consuelo de ir en la silla de ruedas con una recortada a volarles los huevos, porque no tienen rostro público, pese a ser reputados analistas, tiburones de las finanzas, prestigiosos expertos en el dinero de otros. Tan expertos que siempre terminan por hacerlo suyo. Porque siempre ganan ellos, cuando ganan; y nunca pierden ellos, cuando pierden.

No crean riqueza, sino que especulan. Lanzan al mundo combinaciones fastuosas de economía financiera que nada tienen que ver con la economía productiva. Alzan castillos de naipes y los garantizan con espejismos y con humo, y los poderosos de la Tierra pierden el culo por darles coba y subirse al carro.

Esto no puede fallar, dicen. Aquí nadie va a perder. El riesgo es mínimo. Los avalan premios Nóbel de Economía, periodistas financieros de prestigio, grupos internacionales con siglas de reconocida solvencia.

Y entonces el presidente del banco transeuropeo tal, y el presidente de la unión de bancos helvéticos, y el capitoste del banco latinoamericano, y el consorcio euroasiático, y la madre que los parió a todos, se embarcan con alegría en la aventura, meten viruta por un tubo, y luego se sientan a esperar ese pelotazo que los va a forrar aún más a todos ellos y a sus representados.

Y en cuanto sale bien la primera operación ya están arriesgando más en la segunda, que el chollo es el chollo, e intereses de un tropecientos por ciento no se encuentran todos los días. Y aunque ese espejismo especulador nada tiene que ver con la economía real, con la vida de cada día de la gente en la calle, todo es euforia, y palmaditas en la espalda, y hasta entidades bancarias oficiales comprometen sus reservas de divisas. Y esto, señores, es Jauja.

Y de pronto resulta que no. De pronto resulta que el invento tenía sus fallos, y que lo de alto riesgo no era una frase sino exactamente eso: alto riesgo de verdad.
Y entonces todo el tinglado se va a tomar por el saco. Y esos fondos especiales, peligrosos, que cada vez tienen más peso en la economía mundial, muestran su lado negro. Y entonces, ¡oh, prodigio!, mientras que los beneficios eran para los tiburones que controlaban el cotarro y para los que especulaban con dinero de otros, resulta que las pérdidas, no.

Las pérdidas, el mordisco financiero, el pago de los errores de esos pijolandios que juegan con la economía internacional como si jugaran al Monopoly, recaen directamente sobre las espaldas de todos nosotros.

Entonces resulta que mientras el beneficio era privado, los errores son colectivos, y las pérdidas hay que socializarlas, acudiendo con medidas de emergencia y con fondos de salvación para evitar efectos dominó y chichis de la Bernarda.. Y esa solidaridad, imprescindible para salvar la estabilidad mundial, la paga con su pellejo, con sus ahorros, y a veces con su puesto de trabajo, Mariano Pérez Sánchez, de profesión empleado de comercio, y los millones de infelices Marianos que a lo largo y ancho del mundo se levantan cada día a las seis de la mañana para ganarse la vida.

Eso es lo que viene, me temo. Nadie perdonará un duro de la deuda externa de países pobres, pero nunca faltarán fondos para tapar agujeros de especuladores y canallas que juegan a la ruleta rusa en cabeza ajena.

Así que podemos ir amarrándonos los machos. Ése es el panorama que los amos de la economía mundial nos deparan, con el cuento de tanto neoliberalismo económico y tanta mierda, de tanta especulación y de tanta poca vergüenza."

martes, 4 de noviembre de 2008

Humor gráfico (2)

Probablemente no hay dios. Deja de preocuparte y disfruta de la vida.

Mensaje de la Asociación Humanista del Reino Unido

Huy lo que me ha dicho (6)

"-¿Habéis visto mi sombrero?
- ¿era como ese?
- No, tan hortera no"


Yo mismo, mientras me refería al sombrero de una paciente, que estaba a 4 metros de mi, y que por supuesto ha oído todo.

lunes, 3 de noviembre de 2008

Si este blog tuviese publicidad...

Desde hace unos días, este blog parece patrocinado por empresas farmacéuticas. De hecho, si tuviese publicidad de Google sería una una cosa más o menos así:


Recrearse en la desgracia propia tiene una ventaja principal, las visitas aumentan. No sé muy bien porqué, pero si alguien está en el pozo las visitas suben. Sois unos morbosos que os gusta ver que le pasa a este tío hoy.

Pero como mostrar las miserias de uno no conduce a nada más (bueno si que conduce a otras cosas pero no son nada recomendables), y como no vivo de este blog, con lo que me da igual el número de visitas que tenga, que sepáis que volvemos a lo de siempre.

Saludos a todos.... (y por si a alguien le interesa estoy mejor)

viernes, 31 de octubre de 2008

Elegir la puerta correcta

Vi hace poco "21 blackjack", una peli, que no es gran cosa, pero por lo menos entretiene. En una escena ponían el siguiente juego matemático (problema de Monty Hall), y me ha parecido curioso comentarlo:

"Estás en un concurso de la tele. Monty, el presentador, te ofrece elegir entre tres puertas. Detrás de una de ellas, hay un coche maravilloso. Detras de las otras dos no hay nada. Tu eliges una puerta. Inmediatamente Monty, que sabe donde esta escondido el coche, abre una de las puertas que no has elegido. La puerta está vacía. Monty, que es muy majete, te ofrece, que si quieres puedes cambiar de puerta. ¿Que haces? ¿Cambias de puerta o sigues con la tuya?"

La opción correcta es cambiar de puerta.

Ahora la explicación, que me temo que va a tener la misma aceptación que lo de que los números empiezan por uno.

Cuando haces la primera elección, tienes una posibilidad entre tres de acertar con el coche. Parece, pero sólo parece, que en el momento de la segunda elección tienes un 50% de posibilidades, con lo que da igual cambiar o no cambiar. Pues no.

Vamos a pensarlo un poco mejor.

Tu eliges una puerta. Entonces Monty elige una de las otras dos puertas. Monty sabe donde esta el coche, con lo que si has acertado (1/3), puede elegir cualquiera de las otras puertas, pero si has fallado (2/3 de posibilidades), sólo tiene una opción. Es decir, si cambias de puerta, realmente estás jugando no con la segunda puerta, sino con todas las que antes no habías elegido.

Es difícil de ver, pero se ve más claro si llevamos el ejemplo al limite.

Hay 100 puertas. Tu eliges una. Entonces Monty abre todas las puertas menos la que tu has elegido y otra más. ¿Cambiarías de puerta? Pues igual.

Como sé que no os lo vais a creer, que sois muy desconfiados, leer esto y esto.

Huy lo que me ha dicho (5)

"Prohibido pegar mocos en el ascensor"

-Un vecino indignado, a traves de un cartel, en el ascensor de mi casa

jueves, 30 de octubre de 2008

Tontos. Muy tontos

Quiero dejar de trabajar en Pamplona y trabajar en Zaragoza. Pero hay un problema, mi jefe no quiere que me vaya. Como no me deja, mi genial idea ha sido pincharle las ruedas del coche. Entre los compañeros hemos hecho una colecta y se las hemos pagado de nuevo. Mañana volvere a hacerlo, pero si tengo un poco de suerte se deshincharan en marcha y se chocara. No hay problema, haremos la colecta...

Eso sí, seguiré diciendo que mi jefe me oprime y que no me deja ir a Zaragoza. Algunos compañeros dirán que me merezco ir a Zaragoza. Y pagaran. Otros dirán que soy un cabrón y mala gente, pero seguirán pagando. Mi jefe antes decía que si no le seguía pinchando las ruedas me dejaría ir. Durante unas semanas me porte bien y no pinchaba nada, pero un día me enfade con él y se las volví a pinchar. Ahora dice que no me va a dejar ir nunca, y que me va a pegar palizas si me ve por los pasillos.

¿A que, como modo de vida, no tiene demasiado sentido? ¿a que parezco idiota? Pues eso.

Trabajo en el punto A y ha explotado una bomba en b. Como hoy estaba de viaje, ni he visto lo que ha pasado ni como a quedado nada, pero me toca las narices. Debería decir cabrones, hijos de puta, malnacidos y esas cosas que se dicen en estas ocasiones.

Pero no es cierto. Ni nacieron de culo, ni sus madres habían sido prostitutas, y muy probablemente sus mujeres no les ponen los cuernos.

Lo que se puede decir es que son TONTOS. Porque la verdad, y olvidándonos de cualquier tipo de idea política que haya detrás... Si intentas una cosa durante 40 años y nunca funciona ¿no sería mejor cambiar de método? Si parte de los impuestos que pagas se destina a pagar por estos estropicios en lugar de a pagar cosas más útiles como unas piscinas ¿no es estúpido que los elogies?

Esta entrada no va a convencer a nadie de que cambie de opinión, y de hecho considero que los que han puesto la bomba no tienen demasiada inteligencia. Así que me dirijo a los que aunque no ponen bombas justifican que se pongan.

Entiendo que defendáis vuestro derecho a la autodeterminación y todo eso, pero de verdad ¿que ventajas tiene poner una bomba? ¿que se puede ganar? No se me ocurre ¿que se puede perder? Bueno, por lo pronto dinero en arreglar todo. Con mala suerte alguna persona que pasase por ahí, que no tiene porque ser de una secta católica.

No ya por ser buena persona, simplemente por eficiencia.DI NO A LAS BOMBAS

Pervertidos y malentendidos

A la hora de poner el título a esta entrada, no sabia si poner "Que fácil es morir, sin quererlo" o este que he puesto. Teniendo en cuenta mi fabuloso éxito poniendo títulos, y haciendo comentarios que yo entiendo de una manera y el resto del mundo de otra, he querido daros las dos opciones para que vosotros elijáis

De eso va precisamente. Como uno hace una cosa, sin malicia y para otra persona la lía.

Bueno, a lo que iba.

En un reciente viaje en AVE, como iba un poco liado me había dejado los cascos en la maleta. Así que cuando repartieron los auriculares para ver la peli, tuve que coger uno de los que da Renfe para poder escuchar algo.

Si habéis ido en AVE me entenderéis. Esos auriculares no es que sean malos, es que están diseñados para durar funcionando en el mejor de los casos tres horas. A veces menos.

Bueno, ahí estaba viendo yo una chorrada, atento a la pelicula, mientras una chavala de unos 20 años sentada a mi lado decide acurrucarse un poco. La chica estaba cansada, y se pone en posicion para dormir. Inclinandose hacía la ventana y poniendo el culo en pompa.

De todo esto no me doy cuenta, ya que estaba con la peli, pero de pronto el sonido empieza a fallar. Sin mirar, mi mano va al conector del auricular. Pero en el camino se tropieza con el culo de la chica, que me mira con odio. Me pongo rojo, pido disculpas y sigo con la peli.

Media hora después la situación se repite. Mal sonido, mano, culo, odio en la mirada, disculpas, enrojecimiento y poco más.

En ese momento ya consciente de no volver a meter la pata, cada vez que tengo que tocar el conector, lo hago de forma muy cuidadosa y muy artificial. La chica pensaba que estaba sentada al lado de un degenerado, y yo sólo sufría por la calidad del sonido.

Llego a Zaragoza. Digo a la chica adiós, y disculpa por lo de antes. La chica, a la que no caigo demasiado bien, asiente y masculla algo. Entonces, me doy cuenta que el auricular sigue conectado. Mi mano se lanza a desenchufarlo, y por tercera vez, impacta en el glúteo de la susodicha. Menos mal que te hacen un control de seguridad antes de entrar al AVE, porque si llega a llevar una pistola me descerraja cuatro tiros ahí mismo.

De verdad, parece coña, pero no. Hay alguien por ahí que piensa que soy un sobón, pervertido y degenerado... y lo único que soy es un metepatas

miércoles, 29 de octubre de 2008

La arquitectura al servicio del ciudadano

En la recepción de un hotel

-Señor Herrán, lamentablemente no tenemos disponibles la habitación que tenía reservada. Por ello, le vamos a dar una habitación de categoria superior, con balcon privado.

50 minutos después, por telefono.

- Buenas noches, estoy en la habitación 808, muy bonita ella. El balcón precioso. Pero llevo quince minutos intentando apagar la luz del balcón y no encuentro ningún interruptor. ¿Me podría ayudar?

-Lamento informarle que las luces del balcón no pueden apagarse, y que además estarán encendidas toda la noche.


Como dijo alguien "No existen los almuerzos gratis"

Humor gráfico (1)


"Algunas personas me ven como un perdedor que no consigue nada. Realmente soy un ganador que sabe fijarse metas realistas...tener pulso"
-Wally, de Dilbert


Wally es un ingeniero increíblemente vago que va al trabajo con Dilbert. Intenta que lo despidan, y se aprovecha todo lo que puede del sistema. Según palabras suyas, esta geneticamente preparado para no dejar ninguna huella.

Y lo que me gusta de Wally es que conozco a algún compañero de trabajo que es así.