martes, 18 de noviembre de 2008

Ascensores

Todos los habitantes del mundo occidental estamos acostumbrados a coger ascensores. Aunque haya gente que pueda vivir en una casa sin ascensor, todavia no conozco a nadie que cuando se monte a un ascensor piense que es una cosa de brujeria y no entienda como puede ser que estando en un sitio, te metas en una sala pequeña y cruzando la misma puerta un minuto después salgas por otro sitio.

Si todos sabemos como funcionan, si todos estamos acostumbrados a usarlos, ¿como es posible que cuando el ascensor sea un poco más tecnológico que el que teniamos hace treinta años nadie sepa usarlo?

Me explico.

Cuando vas a unos grandes almacenes, a un hospital, o en general, a cualquier edificio alto siempre tienes el mismo tipo de ascensor. Un ascensor con dos botones de llamada. Uno que tiene una flecha para arriba y otra para abajo.

Por si alguien no lo sabe, si lo que quieres hacer es subir, tienes que dar al boton de subir. Si por el contrario quieres bajar, das al boton con la flecha para abajo.

Un funcionamiento sencillo ¿verdad? Pues no lo debe ser tanto, porque la gente invariablemente da a los dos, con lo que el ascensor para en todas y cada una de las plantas, tanto cuando sube como cuando baja.

Por favor, cuando veais un ascensor de estos, pulsar solo el botón de la direccion que querrais ir. No es tan dificil, y además si la gente lo hace bien, se tarda mucho menos en ir a la planta que quieras.

2 comentarios:

Ibero esfahaní dijo...

Creo que no he entendido bien el modo de utilización de los ascensores esos ¿podrías poner algún ejemplo o video dónde lo expliquen? (a ser posible co n una presentadora de grandes pechos y mirada lasciva o, en su defecto, con un fragel rockero).

Gracias.

Sonia dijo...

Tanta polémica con la asignatura de Educación para la Ciudadanía, y he aquí un tema que podrían dar con examen para nota. Eso sí, con mucha aplicación que debe ser realmente dificil de entender. Te lo digo yo que me pegué 10 años trabajando en la planta 11 de un hospital...

Y lo mejor, cuando se abren las puertas y algún espabilado pregunta: "¿Sube para arriba?" Que digo yo que no va a subir para abajo (y mira que además, esos ascensores que nombras suelen tener unas flechitas que se iluminan según la dirección en la que van, pero la gente tampoco sabe leerlas...).

Ains... cuanta neurona desperdiciada...