lunes, 15 de diciembre de 2008

Hablando de futbol

Soy un ser humano masculino extraño. Por algún extraño motivo, y pese a tío, no me gusta el fútbol.

Prefiero ver un capitulo malo de "Walker Texas Ranger", antes que ver una final de la liga de campeones. Lo sé, es extraño, y es algo con lo que tengo que vivir todos los días de mi vida.

Mis amigos de verdad saben que tengo esta tara, y en general, y pese a ella, me aceptan. A veces se les olvida y me avisan para quedar y ver un partido. Suelo ir, pero cuando ya ha pasado una hora y pico del comienzo del partido. Me pido una cerveza y puedo aguantar ver los últimos 15 minutos. Como cuando acaba el partido hacemos más cosas no es muy grave.

Pero quitando a los amigos, mi nulo conocimiento del fabuloso mundo de la liga, tiene sus problemas, y es una cosa que tengo que ocultar.

A la hora de socializar, de hablar con clientes, de tener una conversación casual en un bar, decir que te da igual el resultado de un partido de fútbol representa un problema. Así que al final he tenido que aprenderme un papel. Consiste en hablar de fútbol sin saber nada de fútbol.

Para los que estén en la misma situación, voy a contar mis estúpidos trucos.

Por un lado necesitas algún conocimiento básico sobre la clasificación. No te preocupes, no es excesivamente complicado. Basta con saber quien va primero, quien va segundo y donde va el equipo local. Suele ser fácil, porque los equipos se llaman como la ciudad en la que estas, pero si por un casual estas en Pamplona o en San Sebastián, quédate con esto, Pamplona/Osasuna y Donostia/la Real.

Sólo con esos datos puedes disimular media hora de conversación sin que se note que no tienes ni idea.

"Si es que el ##### está imparable" (lo sabes porque esta a muchos puntos del segundo)"
"Parece que el ### va a coger a ### (pocos puntos de diferencia)
"Este año esta jodido" (si el equipo local esta en la parte de abajo)
"A este ritmo, el año que viene a Europa" (el equipo local esta en las posiciones que tienen un puntito por la parte de arriba de la tabla o cerca)

Para ser más resolutivo, otro dato importante a saber es el del jugador bueno del equipo local. Para ello, lo más facil es escuchar el lunes y repetir lo que se diga el martes, y en otro foro. "No hay manera de meterle un gol a ###" Es importante estar atento al nombre, no vayas a confundirlo o poner a un jugador como portero y viceversa.

Sólo con estos dos conceptos claros puedes sobrevivir años sin que nadie sepa que no puedes ver fútbol. Los aficionados a este deporte siempre opinan de maneras distintas, y siempre tienen que dejar clara su idea, con lo que en cuanto tu digas algo, tu compañero de café dirá justo lo contrario, y, si hay un par de comensales más, ya no tienes que hablar mucho más. Entre ellos hablaran todo lo necesario.

3 comentarios:

Eduardo dijo...

¿Pese a tío? ¿Quién es tío? ¿por qué le importa tanto que no veas fútbol?

Ibero a jornada partida dijo...

Unai, tu has demostrado en la tele que se puede hablar hora y media de un tema, incluso polemizando agriamente (y de paso anexionando Navarra al Pa{is Vasco) sin tener ni idea del asunto.

La clave, tal y como dijiste, decir muchos tacos y levantar la voz.

Como en una discusión de tráfico.

Mayling dijo...

Me ha encantado esta entrada jaja, además tienes toda la razón del mundo y por muy poco que te guste el fútbol con que pongas las noticias un rato siempre te acabas enterando de algo asíque no es difícil hacerse el entendido.
Si prefieres leer antes que hablar de fútbol te invito a que pases por mi blog y si te gusta como escribo me dejes un votito, ok?
Besos