jueves, 5 de marzo de 2009

Clichés: El Equipo A

Hay series que te encantaban de niño y que hoy no sabes ni porqué. Por otro lado, otras series, te gustaban de crío y hoy siguen gustándote. Probablemente por motivos totalmente distintos a los que te gustaban de crío, pero aun así te gustan.... El Equipo A es una de esas series. Vale, cuando la veía me gustaba por su espectacularidad... hoy me gusta más por una mezcla de rollo kirsch y juego de beber... (que publicaré este viernes para que lo uséis el fin de semana)

El argumento de un capítulo normal del Equipo A es el siguiente:

Un hombre de unos 60 años es propietario de un rancho que funciona muy bien hasta que su competencia, por medio de asaltos, intimidación y alguna que otra paliza, pone a su empresa cerca de la bancarrota. La hija de este empresario, Amy, madre soltera de Benny, chaval de cinco años, decide contactar con el Equipo A.

Pese a que este grupo de fugitivos es buscado por la policía y el ejército desde hace años sin ningún éxito, Amy no tiene ningún problema en encontrarles, en un estudio de cine, donde Hannibal, vestido de dinosaurio la escucha. Fénix pone en duda que el trabajo sea rentable, pero finalmente deciden ayudar a Amy y a su padre.

Fénix vestido de doctor se mete en el manicomio donde está Murdock y mediante algún engaño logran escapar hasta el aeropuerto, donde MA se da cuenta de que van a subir a un avión y se pone nervioso y violento. Hannibal, que lo esperaba, le droga, y logran viajar hasta el destino.

Una vez ahí, y mientras MA se hace amigo de Benny y Fénix intenta ligar con Amy, el malo ataca el rancho. Debido a que no esperaba ninguna resistencia, el malo pierde, pero consigue huir para volver con refuerzos.

En el segundo asalto, el malo gana, pero en lugar de matar o herir a nuestros héroes los encierra en un garaje, para matarlos luego. Como en cualquier taller que se precie, en ese hay aparatos para soldar, tubos y planchas de acero. Con estos materiales MA construye un tanque. Cuando el malo se dirige a matarlos, hay una gran batalla, donde los jeeps vuelcan uno tras otro, hay tiros a cascoporro y por alguna especie de casualidad ni un solo herido. Finalmente nuestros héroes ganan y el malo es humillado lo suficiente para no molestar a Amy y a su padre.

Hannibal, con el puro en la boca dice eso de "Me encanta que los planes salgan bien". Es el momento de las celebraciones y las despedidas, porque Decker, consigue encontrarles, y tienen que salir corriendo en la furgoneta (que han debido traer en el avión)...

Y así todas las semanas...

Estoy esperando, con impaciencia, que hagan la película. Seré de los primeros en verla (por si la quitan pronto)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Mitica la serie... a mi me llamaba la atencion como todos los disparos iban siempre a los pies de los malos y estos salian corriendo.

Con las granadas que explotaban, los malos salian volando, pero siempre te sacaban en un plano al malo levantandose, como diciendote que ahi no habia pasado nada...

Ibero dijo...

En un episodio mítico, los malos van en helicóptero, se chocan contra una montaña, los restos ardientes del helicópteo caen varios cientos de metros, al llegar a tierra la cámara enfoca lo que queda del helicópteo y entre los restos salen los dos ocupantes tosiendo (por cierto, van de traje, porque los malos en el Equipo A SIEMPRE van de traje) y uno pregunta al otro "¿estas bien?".

Que gran serie. Hoy en día, creo que no vería un episodio entero, pero reitero: que gran serie.

PD: El latino ese que metieron al final, no molaba nada. Tenía pinta de guarro.