martes, 24 de febrero de 2009

El Arte (Contemporaneo) Nuevo del Emperador

Perdona que te pregunte esto... Cuando estas en tu habitación, rodeado de tu propia basura. Sentado desnudo en el suelo y comiendote la mierda que acabas de cagar. En ese momento... ¿no piensas que estas loco como una cabra, y que estarías mejor encerrado?

La frase se la dice un policia al psicopata que acaba de detener. La película puede que sea Seven, pero no estoy nada seguro. Desde luego era de la época y del mismo estilo.

Y aunque no tenga mucho que ver la película con la tematica de esta entrada, es la frase que viene a mi cabeza cada vez que veo algunas cosas de Arte Contemporaneo.

Porque no me malinterpreteis. Hay cosas muy buenas... pero estan camufladas entre tal cantidad de despropositos, caraduras, tomaduras de pelo y en general tontunas, que cuesta verlas. Cuando un "artista" pega un mantel a un mural y dice que eso es una expresión de la angustía interior ¿lo hace queriendo? ¿sabe que está tomando el pelo a la gente?...cuando está sentado delante de su obra, a altas horas de la madrugada...¿Piensa menuda mierda he hecho? ¿O simplemente hace como los protagonistas del "El traje nuevo del emperador" y se aprovechan de que cuando alguien dice que algo es bueno, nadie se va a arriesgar en decir lo contrario?

El problema es que cuando dices que el arte contemporaneo es malo, la respuesta por parte de todos es que eres un ignorante, y no es así. Hay cosas buenas. Pero en otras nos toman el pelo. Y algún día lo reconoceran.

5 comentarios:

Yago dijo...

No es que seas un ignorante, es que no has sabido entender el mensaje trascendental del autor

;-b

Anónimo dijo...

Je, en este tema se dan muchos casos de descomposicon mental, pero no de los autores, sean conscientes o no de la mierda que han "creado", sino de los que creyendose modernos o dar imagen de entendidos en fantasias postmodernas, se gastan autenticas burradas en este arte, entre ellos el gobierno de mi comunidad.

Último Íbero dijo...

Se junta todo:

- Los "artistas" que ven que con una gilipollez ven que sacan tajada.
- Los "críticos" que marcan el camino sobre qué y qué no es "bueno".
- Los compradores, que buscan ser reconocidos en su ambiente por medio de adquisiciones caras y aparatosas, considerándose algo así como los nuevos mecenas.
- Los museos "de arte contemporáneo" que controlan los críticos, y no hacen más que engordar el ciclo.

Etc, etc.

Luego te das una vuelta por Arco y piensas: "Joder, como está el patio. Me voy al Prado a echar la tarde".

El Verdadero Javier dijo...

Para mí que los primeros que se ríen son los artistas, luego la crítica los eleva con sus pajas mentales y los especuladores le dan valor.

Desde el momento en que un tío decide envasar sus cacas en 90 cajitas de 30 gramos, fija su precio en función del coste de ese peso en oro, simplemente para reirse de la situación y provocar al mercado del arte, y tiene éxito, todo es posible. La crítica valoró la transformación que supuso el hecho de que el artista se convierte a la vez en obra, la desnaturalización de ésta en su reducción a lo más vulgar, todos contentos y el tinglado se mantiene.

Y es aún mejor, como obra plástica el autor tiene derecho a cobrar un porcentaje a los intermediarios en cada reventa, durante toda su vida y setenta años más.

Anónimo dijo...

videoarte
www.webcheniavideoart.tk