martes, 28 de abril de 2009

Reflexiones sobre las bodas (1)

Un día te juntas con un amigo para tomar algo y te dice.. "me caso", o más bonito aun... "nos casamos"... y en ese momento te preguntas muchas cosas... la primera y más importante es ¿me estará invitando a la boda? ¿será simplemente una nota informativa? Porque queda muy mal eso de preguntar ¿estoy invitado? pero hay veces que no te queda más remedio.

Puedes esperar a la invitación, pero habitualmente para cuando la recibes suelen quedar un par de meses para la boda como mucho. Y claro, hay que veces que hay que hacer planes, deshacer planes ya hechos.... ¿no sería más fácil hacerlo todo en el mismo acto? "Me caso y te invito a mi boda" o "me caso, pero sólo te lo digo para que lo sepas, no te invito a la boda" Quizá suene un poco crudo, pero al menos te quitas la incógnita esa de que si te invitan o no....

No me malinterpreteís... no soy de esos que les jode que le inviten a bodas. Me hace ilusión importar a alguien lo suficiente como para que se acuerde de mi, y comparta un poquito su alegría el día de su boda. Y aun las bodas a las que te invitan por compromisos me gustan... Me parecen unos eventos muy divertidos y entretenidos. Incluso he ido a la boda de la hermana de una amiga, simplemente porque durante una borrachera lo dijimos medio en broma...no fuimos hasta después de la cena, pero lo pasamos genial... como en todas las bodas a las que he ido...

Este año me han invitado a unas cuantas y voy contento y feliz a todas ellas, pero, si me has dicho que te casas, y planeas invitarme dímelo pronto... por hacer planes y esas cosas

4 comentarios:

El Verdadero Javier dijo...

Bueno, normalmente si alguien te dice que se casa es que te está invitando, a menos que seguidamente añada algún matiz tipo que es una boda íntima, sólo para la familia y cuatro amigos,... donde ya dan a entender que no estás entre los VIP.

Si de todos modos es tan torpe como para no dejar algo así bien claro, haz lo que te parezca, y si te apetece vas y si no, no vas. Venga, que si hay precedentes de autoinvitaciones incluso, no las va a haber para hacerse el loco.

Sonia dijo...

Hombre, un truco suele ser empezar a hacer preguntas del tipo "¿Cuando? ¿Donde? ¿En qué restaurante es la cena/comida?", así ya si no vas a estar invitado se sienten obligados a comentártelo, no sea que te presentes sin avisar ;-)

A mi las bodas es que me encantan, así que si puedo me presento aunque sea solo en la ceremonia(si no me han invitado se lo digo tal cual: Yo a la iglesia iré, ¿eh?)

Anónimo dijo...

Si tanto te gustan las bodas te voy a mandar en mi lugar a todas las q me inviten. Cromi

Último Íbero dijo...

Unai, siempre has sido un sentimental. Lo tuyo con las bodas es de órdago.